¿Niños a bordo? ¡Con seguridad! Cuida lo que más amas cuando circulas

Comparte este artículo

– Equipo Quálitas

¿Sabías que en la región de las Américas las lesiones de tránsito representan la principal causa de muerte en niños de entre 5 y 14 años? A esta preocupación hay que sumar que, según datos del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), México ocupa el séptimo lugar a nivel mundial, y el tercero en Latinoamérica, en materia de decesos juveniles por accidentes viales: en promedio, al día fallecen 3 chicos de entre 12 y 29 años por esta causa en el país. Circula con ellos con seguridad.
En lo que respecta a los más pequeños, hay que considerar algunos factores que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ponen en riesgo su vida todavía más, independientemente de la fuerza del impacto, tras un accidente vial, tanto fuera como dentro del auto:
Al tener sus cabezas más blandas, pues se encuentran aún en formación, son más susceptibles de sufrir traumatismos craneales graves en comparación con los adultos.
Pueden tener dificultades para interpretar las diferentes señales y sonidos, lo que influye en su apreciación de la proximidad, velocidad y dirección de vehículos en movimiento, por ejemplo al intentar cruzar una calle.
Debido a su pequeña estatura, podría ser difícil para ellos ver el tránsito a su alrededor. Por la misma razón, conductores y otras personas podrían no percatarse de la presencia de niños.
Su limitada capacidad de concentración les dificulta prestar atención a más de un problema a la vez, como podría ser distraerse por recoger una pelota u otro objeto en el arroyo vehicular y al mismo tiempo tener que cruzar una avenida de alta confluencia para lograrlo.
En general, las carreteras se planifican sin la suficiente consideración de las necesidades específicas de los niños.
Si eres un conductor acostumbrado a transportar niños pequeños, es muy importante que inviertas en aditamentos esenciales para su seguridad, como son un booster, autoasiento infantil con arnés de 5 puntos, o uno a contramarcha (cuenta con un portabebé que también suele adaptarse a las carreolas).

Este tipo de productos están diseñados bajo altos estándares de calidad que cumplen con distintas normativas de seguridad de acuerdo con cada nación, de lo contrario no podrían salir al mercado formal. En México, por ejemplo, los lineamientos se concentran en la Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-205-SCFI-2016, “Productos infantiles-Funcionamiento de sillas altas para la seguridad del infante-Especificaciones y métodos de prueba”.

Autoasiento infantil con arnés de 5 puntos. Esta opción tiene cinturones o arneses que mantendrán al niño todavía más afianzado a su asiento.

Autoasiento infantil a contramarcha. Muchas personas los conocen como portabebés; contramarcha significa que una vez sentado el niño, éste mira hacia la parte trasera del auto y no de manera frontal como el conductor, evitando jalones hacia adelante en caso de un frenón repentino o una colisión, con lo cual tanto su cabeza como el resto de su integridad física se ponen considerablemente en menor riesgo.

Para regalar momentos de diversión y paseos inolvidables a tus niños, es necesario que estés consciente de los riesgos que representa circular con ellos a bordo, así como las multas que, dependiendo el estado de la República, se aplican por no contar con un autoasiento para mantenerlos más seguros.
En la CDMX, por ejemplo, el Reglamento de Tránsito señala que esta falta constituye una sanción de casi mil 800 pesos.

¡Festejemos juntos el mes de los niños y las niñas protegiéndolos como se merecen!


Comparte este artículo

¿Necesitas ayuda?

Contacta con nosotros. Con gusto te atenderemos.

Ir arriba